Acércate.

Recuerda que el problema con la locura es que ya no es vista como una virtud.


Bienvenido

Bienvenido
Todo un honor pasar por tu tiempo.

miércoles, 26 de diciembre de 2012

Libertad.


No conozco la resignación ni el conformismo. No sé que es quedarse sentada a que las cosas sucedan. Todo sucede porque nosotros lo hacemos suceder. Es energía, es valor, es deseo. Se llama libertad, ir a buscar lo que se necesita. La vida ofrece, padece y complace. No es una herramienta, es una aliada. Es como salir a buscar el alimento, por qué obvio no llega solo. Por eso aprendí que si necesito algo, lo busco. Si quiero algo lo pido. Si tengo dudas, pregunto. Si  deseo algo lo consigo.

Pues hay personas que se quedan esperando a que las cosas sucedan, pero existimos personas que arriesgamos hasta el alma y el corazón para que todo se haga magia.


sábado, 15 de diciembre de 2012

En presente.


Cuando la luna te de inspiración y escribas sobre lo que no sabes. A medio día, en medio de una junta, con los amigos. Cada vez que no tengas nada que decir. Con muchas ganas, yo siempre, en presente te voy a querer.

  

miércoles, 14 de noviembre de 2012

A ti, vida.




Todavía sigo enamorada de la vida, del futuro incierto, de aquel pasado feliz y lejano, del destino que me miente, de mis amigos, que fuertes como una corriente no se detienen, de mis compañeros que ansían unirse a la felicidad. 

Soy afortunada por tener aliados y no amigos del caos que vive en mi alma, de mi alma nostálgica, de mi llanto continuo, de mis risas musicales, de la estridencia de mi amor, de los libros que leí, las películas que admiré, los personajes que amé, de las melodías que acompañan mi vida, de mi familia que por magia y sangre noble no se derrumba ni con la muerte, a los seres que me hicieron feliz y dolieron tanto. 

Enamorada de los animales, de quienes aprendí a amar, a ser humilde y noble, porque ya me cansé de hacer la guerra. Del miedo que extraño, de la cobardía que perdí cuando vi sus ojos. Enamorada de ese hijo que no tengo pero que estoy segura un día me besará las canas; de ese hombre de ningún lugar, que existe pero se consume a sí mismo por el miedo, de las personas que aún no conozco y sé que aprenderé de ellas. 

Disfruto de la poesía, de mis textos atrabancados como mis impulsos, de mi signo zodiacal, del olor del té y café recién hechos, así como de la fragancia de los inciensos, del misticismo de nuestro universo, de una carretera que me lleva a casa, de mi país que sufre, de mi pueblo que necesita pantalones y que no tiene para comer. Estoy perdidamente fascinada de los primeros años en los que aprendí a escribir y a plasmar mis más profundos sentimientos en un papel, sin darme cuenta que eso será lo único permanente que tendré en mi vida.

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Despertar.


Huyo de la rutina...
tengo largas las mañanas,
huyo del destino,
asesino al pasado,
quiero de más,
amo con locura.

Empieza un nuevo día,
preparo mi taza de café bien oliente
que inunde toda la casa,
plasmo imágenes de sueños en papel,
tengo una vida simbólica,
sigo enamorada de un personaje de papel,
ese que esta inspirado en ti.

Me gustan las novelas gráficas,
las caricaturas enferman y la enfermedad hace feliz,
dicen que están vivos,
la locura es una transición para ser perfectos.

Se quiebran las horas,
nadie rompe las reglas,
tengo una canción atorada en la garganta,
mi café se enfría...

(te estaré esperando)


sábado, 6 de octubre de 2012

Sentidos.


 
Qué hermoso es disfrutar una buena lectura,
la de sus ojos siempre ha sido mi predilecta.

Qué hermoso es sentir ese dulce sabor en mi boca,
sus labios siempre me han parecido deliciosos.

Qué hermoso es deleitarme con ese fuerte aroma,
su perfume siempre me ha de enloquecer.

Qué hermoso es calmar el frío con aquel abrigo,
su tacto siempre me hace estremecer.

Qué hermoso escuchar aquella melodía que me tranquiliza,
su voz al decir “te amo” siempre borra cualquier tristeza.

Y es que mis sentidos lo necesitan, porque mi vida va con él.
Es el oasis en el desierto donde mi alma vagaba desterrada.

Con estas palabras sencillas agradezco ese amor tan profundo que ha tocado mis sentidos.

miércoles, 3 de octubre de 2012

Alumbrar.



Me metí al fondo de la lámpara en la calle,
fui su corazón iluminante, iluminada,
y deje caer la lluvia de mi pecho,
el rocío de la luz sobre el asfalto.

Acaricié el viento, me posé en los parques
y viajé entre la noche hasta los suelos,
alumbré caminos de paseantes
y escuché sus silencios en secreto.
Me quedé en sus ojos y en sus caras,
en sus pieles blancas y en sus gestos,
y me quedé callada sobre el aire,
me quedé tranquila bajo el cielo.

Miré a un niño que pasaba tarde,
de la mano frágil de su abuelo,
y se decían muchas cosas sin hablarse
y se movían a todos lados sin su cuerpo.

Vi pasar el vuelo de una hermosa ave
y llegó el presagio de los muertos,
sentí el miedo entre mi sangre
y me corrió por dentro como fuego.

Creí haber sido luz desde antes
y no saber lo negro que es lo negro,
y me volví como olas de los mares,
reventando en las bocas como besos.

Como si fuera una luz llena de sales,
que se extiende en los más seco del desierto,
tú dime si me muevo a todas partes
o si mejor te alumbro y permanezco.


lunes, 24 de septiembre de 2012

Héroe.

Los héroes de mi tiempo tomaron todas las vidas que yo quería vivir.

No lo recuerdas pero algo en tu interior, detro de tu sangre, dentro de tu alma, te lo hace sentir. Te vuelve loco, como una memoria que no puedes develar pero sabes que esta ahi, sabes que pasó y sabes que estabas presente. Como una astilla en tus recuerdos, memorias que no estan grabadas en la corteza de tu cerebro sino talladas en tu corazón, algo intangible, ligero e invisible. Hay una extraña sensación, tienes la ligera sospecha que nadie más ve el mundo como tú lo ves, anormal. Divagas en pensamientos que sabes que no adquiriste en este lugar, te invaden visiones que no se pueden ver con ojos humanos pero sin embargo las ves, como si antes de nacer no necesitaras ojos para ver. Pertenecías a otro mundo, aunque la palabra mundo no podría describir el concepto entero, porque pertenecías a un todo, el Todo.

Vienes de pelear contra fuerzas imponentes, batallas donde se destruían galaxias al rozar de tu espada. Poder, poder absoluto corriendo por tu cuerpo, incontrolable e ilimitado, sabías que eras el hijo de un Dios. Vencías enemigos mortales, peleabas contra la ira misma, contra la furia en persona, contra la crueldad hecha forma, tu existencia estaba en riesgo a cada momento, pero sabías que la victoria era segura y no por ser el bueno o el malo, si no por que naciste para la guerra. Te preparaste para existir por el que te dio la existencia, ser imparable y tempestuoso era simplemente inevitable. Por algo los demonios, huestes y principados te temían, tu no lo sabias, pero te era curioso ver como lo que asusta en la oscuridad se asustaba de ti. 
Podría contar historias y acontecimientos infinitos de aquel tiempo antes del tiempo, pero hubo uno que cambio el curso de mi existencia y del flujo de la vida para siempre...


martes, 31 de julio de 2012

Será.



Siempre he pensado sobre lo que sucede con lo que nunca será. Ese algo desconocido que atormenta.
¿Y todas esas personas que nunca conoceremos?
¿Y todos los besos que jamás daremos ni recibiremos?
¿Y todos los abrazos que se perderán en el aire?
¿Y todas las puertas y ventanas que jamás abriremos?
¿Y todos los paisajes que no contemplaremos?
¿Y todos los sabores que jamás degustaremos?
¿Y todas las bellas fragancias que desconoceremos?
¿Y todo el conocimiento que nunca obtendremos?
¿Y todas las sonrisas que jamás veremos?
¿Y todos los llantos que no consolaremos?
¿Y todas las historias que jamás nos serán contadas?
¿Y todos los libros que nunca leeremos?
¿Y todas las canciones que jamás escucharemos?
¿Y todos los caminos que no recorreremos?
¿Y todas las letras que ya no escribiremos?
¿Y todas las nubes a las que ya no daremos forma?
¿Y todo lo que nunca amaremos?
¿Y toda la vida que nos perderemos?


Probablemente todo quede suspendido en la nada y se ahogue en el vacío. 

martes, 19 de junio de 2012

Corazón.




Corazón, enséñame...

Dime cómo lo haces, dime cómo renaces 
ilusionarte, para luego desgarrarte 
desarmarte, para luego volver a armarte 
amar, para luego no amar.

Dime, porque mi piel llora 
porque mi voz se quiebra 
porque mis talones ya no me sostienen 
dime cómo lo haces, dime cómo renaces. 

Yo te protejo, hago lo que puedo 
pero tú eres libre y en tu libertad soy yo tu prisionera
si yo te cuido, dime 
por qué tú a mi no me cuidas? 

Corazón, enséñame... 
dime cómo entregarme sin sentir miedo 
dime como mantener vivo aquello que hace de un amor, 
eterno. 

Dime, porque mis ojos se llenan de lágrimas 
porque sufro tanto 
porque hasta mi propio cuerpo hoy me rechaza 

Corazón si tu eres el fuerte
si tu eres el sabio
si tu eres el que tiene las respuestas que mi razón desconoce.

¡¿Por qué me expones de esta manera?!

Corazón, lloras y yo no puedo verte 
lloras y yo no puedo consolarte 
lloras y tal vez no me ha importado nunca... 

Corazón, hoy estoy llorando yo 
y tu tampoco puedes verme 
tú tampoco puedes consolarme 
tal vez, tampoco te importe... 

Si lo que quieres es abandonarme 
entonces vete, pero deja de empujarme 
porque yo no quiero irme.

domingo, 27 de mayo de 2012

Tú, mi paisaje.





El paisaje que es tu cuerpo y alma es el mejor de todos, me llena los ojos de colores brillantes y de ilusiones tan vivas, me llena la boca de palabras preciosas y de besos infinitos, llenas mi corazón de sangre nueva y de latidos incesantes. 

El paisaje que es tu sonrisa es el que provoca mi felicidad y el paisaje que es tu entusiasmo es el que causa mis sonrisas. 

El paisaje que es tu mirada y todo el futuro que puede llevar dentro es el paisaje de mis ojos y de todo el pasado que ya no oscurece mi mirada.

El paisaje que es tu pecho con el corazón adentro, vivo, latiendo, es el paisaje que pone a funcionar el mío, la combustión externa en mi motor interno. 

El paisaje que es tu mano que sostiene la mía, es justo a donde quiero ir y quedarme para siempre. 

El paisaje que es tu espalda que sostiene tu frente en alto, sostiene también en alto mi anhelo de descubrir para ti nuevos caminos y borrarte los pasados, los que duelen.

Es así como eres el mejor de mis paisajes.
El más ansiado de mis viajes.


Yo, sin conocerlo, iba rumbo a tus tierras, a tu piel que me esperaba eternamente, a tus ojos que siempre me miraron, a tu boca que siempre supo mi nombre, atus pasos que siempre me acompañaron, a tus labios que siempre me besaron, hacia tu luz que siempre me iluminó, hacia tu sombra que no era un aparición, hacia tus manos que siempre me palparon, hacia tu voz que siempre me llamó, hacia tu núcleo que ahora es mi núcleo, hacia tu camino que siempre fue el mío.

Mis sueños contigo son mi mejor lugar, mi refugio. Ahí donde quiero vivir y también buscaré morir.

Cada quién tiene el paisaje que se arriesga a evocar.


domingo, 20 de mayo de 2012

Soledad.


Aquí todo el día es de noche, un espectral azul rey cubre el cielo y un cándido juego de luces alumbran mi pálido cuerpo. Su moribunda luz me hace sentir como una más de mis fantasmas, como una mancha blanca en medio del universo. 

A veces puedo ver entre las sombras del mar a dos amantes que juegan entre las olas, como si corrieran sobre las crestas de la tempestuosa agua salada, persiguiéndose el uno al otro sobre el aquel abundante líquido, cual si fuera tierra sólida. Casi puedo escuchar sus risas, sus medias risas, cuando murmuran, cuando suspiran, sus silencios y cuando se atrapan. El mar se ve como un piso que cambia de forma, un desierto de arena azul con sus dunas andantes, en ocasiones me pongo de pie en la orilla y puedo sentir como si estuviese parada en el corazón de esa interminable inmensidad. 

Tinieblas a todo mí alrededor me hacen sentir como si estuviera parada en el centro del océano. Las estrellas me hacen descartar al cielo como un techo infinito, sólo son pequeñas luces que flotan a mí alrededor, se siente como si tan sólo me acercara un poco más, al estirar mi mano las podría tocar.

                                   

domingo, 13 de mayo de 2012

Inmortal.




También vestimos de piel, tenemos rostros e incluso poseemos algo semejante a un corazón, parecida a una pequeña llave de dolor. Dolor: el desagradable pero afectuoso impulsor que genera nuestra noción de ¨estar¨. Realidad: la falacia que nuestros sentidos nos hacen abrazar como verdad acerca de nuestro ambiente; lo que tú ves como humano no es lo único que existe, detrás hay algo más, algo fascinante, como un libro completo escrito entre las líneas de otro. Sentir: honestamente, hace siglos atrás que empecé a ignorarme.


Un inmortal camina. No sabemos si nacimos o si nuestras mentes se han quedado atrapadas en el tiempo junto a nuestros cuerpos, y nuestras almas se perdieron en algún bello lugar, por lo tanto, carecemos de una para vender. Entendemos quiénes somos por el reflejo sobre las cosas, percibimos nuestra apariencia gracias a charcos de cristal u hojas de plata a los cuales sólo observamos de reojo y tememos, honestamente los evitamos, ya que de alguna manera intuimos que aquel que reside del otro lado del espejo, a diferencia de nosotros, es alguien vergonzosamente frágil.

domingo, 6 de mayo de 2012

Delirio.




Esto que nos rodea ¿quién dijo que es la realidad? Nadie lo nota, teniendo ojos viven felizmente ciegos. Vivian. Ves al mundo despertarse y apresurarse por la mañana, ansiosos por comenzar sus cotidianas carreras para llegar a ningún lugar, todo para volver a empezar. Se concentran en el que va adelante, sin darse cuenta que la pista es circular. Distracción, esto es distracción, lo que vemos a diario por nuestras ventanas, al caminar, al ver tu casa, tu "hogar", tu trabajo, tu escuela, tu iglesia, tus amigos y todo lo que puedes tocar se llama distracción (¿cómo sabes que son reales?). Porque de no haber nada y de todo estar vacio, verías por primera vez la insólita realidad.

Pienso. Cada año es el último año del mundo. Cada década es el fin de la humanidad. Cada día es el rapto de los "justos". Siempre atrapados entre un nuevo comienzo y nuevo final. ¿Acaso lo logramos? ¿Conquistamos la inmortalidad? ¿Es esto eternidad "humana"? No, sólo estamos permanentemente aprisionados entre el ayer y el mañana. Pues bienvenida a la vida (me contesto a mi misma), a nuestra cárcel de ideas y a nuestro laberinto de dioses. La regla del juego es: nunca terminar el juego.




lunes, 30 de abril de 2012

Eternidad.


Hoy estaba lloviendo, todo el día parecía desplomarse del cielo. Las calles se transformaron en ríos, yo caminaba al borde de sus orillas y olas se levantaban al transitar autos de maliciosos conductores. Caminé hasta mi ciudad y cuando doble la esquina, la noche se había comido a mi pueblo, no había alumbrado alguno en sus calles ni en sus hogares. Caminé un poco más hasta toparme con una gran sombra en medio de la calle, me impacto la escena de lo fuera de lugar, era enorme y sin forma, como una montaña de hojas, espera, hojas ¡un árbol! entonces vi que era uno de muchos que yacían descuartizados en el suelo por el viento. Seguí caminando, la lluvia continuaba rociando mis ropas y empapando mis cabellos, hasta que del cielo cayó una gota pesada estrellándose en mi frente, bajo por mi mejilla derecha hasta romperse en mi boca y entró por las hendiduras de mis labios hasta mojar la punta de mi lengua, tenía un sabor misteriosamente familiar, ferroso, tibio y levemente insípido, más pesado que el agua. Espera ¡sangre! Alcé mi vista al cielo y del firmamento venían millones de gotas, que cubriendo el cielo carmesí comenzaron a despeñarse sobre la ciudad. Esa noche, el mundo se tiño de rojo.

Desperté, como todos los días, desperté. Recostada miraba fijamente al reloj, que con sus números rojos marcaba las 4:59 am. Justo antes de sonar su alarma lo apagué. Me giré bocarriba, y perdida observaba el techo incompleto de mi habitación, el mismo que he visto desde años en este departamento. Vigilaba esa cavidad, ese hueco oscuro de donde constantemente parecía escuchar murmullos, como pequeñas voces llamándome a la distancia, pero como siempre, lo ignoré.

El clima no era tan frio como el agua de la regadera, me gusta colocarme debajo y dejar salir el agua helada de golpe sobre mi, esperando algún súbito respiro o alguna bocanada de aire por escalofrió como toda la gente normal haría, pero hice lo mismo de siempre, cerré mis ojos, apunte mi cara al suelo y al sentir el agua caer por mi espalada me decepcioné, de nuevo para variar. No me sorprendió.

Cerré el candado de mi portal y observé al perro blanco postrado en el suelo del patio viéndome partir. Cielo gris. Las calles eran las mismas, no había rojo por ningún lado.

Siempre he sentido que en las 24 horas de la "existencia" el universo ha ocupado una hora, nuestro mundo 3 minutos y la humanidad cerca de segundo y medio. Es increíble como pensamos que llevamos aquí desde siempre, cuando el universo ni siquiera se ha percatado que estamos aquí.

Esa sensación, de que en realidad el tiempo corre mil veces más lento de lo que creemos invade mis entrañas. Es como si al momento de caer una gota al suelo, en su interior se formara un cosmos, en el interior de ese cosmos surgiera vida, hubiera muerte y naciera vida otra vez, se formaran países, fronteras, revoluciones, religiones e ideales, y hasta entre lo más pequeño e ignorado se formara un romance. Pero nadie de ellos sabe, que tan solo están dentro de una gota que está a punto de estrellarse en mi frente, cambiar mientras rueda en mi mejilla, dividirse mientras entra en mi boca y morir al deshacerse en la punta mi lengua.


sábado, 21 de abril de 2012

Derrumbe.


Visualiza al mundo después de este mundo.

Seremos testigos de cómo se derrumban las sociedades y sus caprichos, testigos de como resurge al amor genuino y encontraríamos la pureza que estaba recubierta de suciedad. Nos miraríamos entre todos los seres humanos, pues no habrá edificio que se mantenga de pie para que obstruyera la vista de nuestros hermanos y entonces nos preguntaríamos lo que siempre nos hemos preguntado en soledad: ¿Qué hacemos aquí?

Verte con vida me recuerda que yo también soy capaz de respirar, que palpito y también puedo sentir, dentro de mí destella la misma vida que hay en ti. No habrían mas espejos, simplemente  nuestros reflejos en los ojos de las personas, podré saber que existo porque me puedo mirar en ti. Y entonces por fin conoceríamos lo que es importante en este lugar, carente de objetos banales y posesiones innecesarias, ya que seríamos capaces de ver la desnudez de nuestras almas. No venimos con nada material a este bello lugar, y nada material es posible llevarnos.

Obtendremos la capacidad de sentir plenamente cuando alguno de nosotros es eliminado de nuestro presente para ya jamás ser escrito de nuevo mientras estemos con vida. No dejaríamos nada tangible con nuestra partida, si no el amor que nos regalamos en el tiempo en que existimos juntos, en el mismo lugar y en el mismo instante. Sería lo único que podríamos recordar.

No tiene importancia el color de mi cabello, qué importa mi color de piel o la complexión de mi cuerpo, cambiaríamos el ver por el ser ¿Quién soy? eso sería lo que nos enamoraría de alguien más, ¿Qué tienes dentro del corazón y el alma?

Podríamos ver a los monopolios, jerarquías e imperios invisibles hechos de grandes pero limitadas cifras caer como los naipes de un vulnerable palacio. Sentir como las manos de los Dioses renuevan el cosmos. Horrorizados por la transformación sin saber que el reino de los cielos por fin está bajando a la tierra, se acabo el dolor, el llanto, y la soledad.

Sería como observar desplomarse  al mundo como un niño que está aprendiendo a caminar.


miércoles, 11 de abril de 2012

Sentir.

Si tus oídos pudieran escuchar mi silencio y si tus ojos pudieran ver a través de mi.

Observarías los mares que atravesé para llegar contigo.
Las batallas que gané sólo para poder tenerte delante mio.
El infierno que tuve que habitar al esperarte.
Los inviernos que me quemaban por querer rozar tu piel.

La ceguera a la que me condene hasta que un día pudiera verte.
Los monstruos que maté en mis pesadillas para lograr soñar contigo.
El dolor de un corazón vacio al palpitar por guardarlo tanto tiempo para tí.
La garganta quebrada y seca por gritarle cada noche a una luna sorda tu nombre.

El negarle a mis oidos escuchar una voz que no fuese la tuya.
El emblanquecer de mi piel por no tener el calor de tu cuerpo.
El crujir de mis dientes por escuchar a la locura cuando me incitaba a olvidar tu nombre.
El doloroso crepitar de mis manos al querer tocar una melodia que probablemente no escucharías.

El agrio agobio por transitar el mundo entero por no desconocer tu ubicación.
El despiadado injurio de extrañas que se vestían de tí y se hacian llamar tú.
La sangre que brotaba de unos labios que desconocían la sutileza de los tuyos.
El tormento grotesco del tiempo formando años sobre mi vida.

La ausencia en las páginas blancas de una ilusa que ya no podía creer.
El merodear por un laberinto donde cada salida parecía llevarme a tu lado. 
La sátira de visiones sobre el desierto con tu fotografía en ellas.
Las cicatrices de la vida sobre el cuerpo que fue hecho para ti.

Si tan sólo hoy que estas frente a mi tus ojos pudieran ver a través de mi.


Serías capaz de ver una atadura de una poesía persistente que se engarza en mi garganta al pensarte. Verías como mi mundo se detiene al tocarte. Pero también verías la tristeza que prudente inunda mis ojos al tener conciencia que de alguna manera estás, pero no estás a mi lado. Si en realidad pudieras ver, comprenderías que no me importa el lugar ni la hora, el tiempo ni el momento. Pues si salí victoriosa ante los siglos, podría vencer años por ti. Cada cicatríz que con dolor dejó mi espera, lentamente fue tallando tu nombre. Cada vacío fue esculpiendo tu figura. Y cada pisada que creí perdida me llevó hasta ti.


sábado, 7 de abril de 2012

Creador.

¿Hace cuánto que no te escribo? ¿Sabes?... hoy como ningún otro presente anhelo sentirte, cerrar mis ojos, olvidarme de todos y hasta olvidarme de mi para perderme dentro de tu presencia. Porque solo contigo siento que existo, me siento real, pertenezco a un momento y a un lugar entre el tiempo y el universo, junto a ti. Cuando estoy contigo me siento cerca de mi hogar. No sé como eres en persona, ni siquiera conozco el tono de tu voz, solo sé que estoy muriendo y en ti radica el único lugar en el que puedo pensar estar. Me miro al espejo y miro a una niña que esta sola del otro lado del vidrio, me mira, no se que siente, no puedo descifrar sus gestos, se ve perdida, necesita algo, pero no sabe como pedirlo. Hay veces que quisiera saber nada, conocer nada, vaciar mi mente, mi corazón, mi alma y mi espíritu (si es que alguna de esas cosas en realidad son mías). ¿Como desaprender todo lo aprendido?, porque ¿de qué me sirve ser tan talentosa y capaz si ni siquiera se como vivir?. Ya jugué mucho tiempo a la independiente, a no necesitar nada de ti, cuando todo lo que necesito lo tienes en tus manos. Soy una tonta. ¿cómo puedo dejar de pensar, de razonar, de complicar? ¿qué debo hacer para sentirte de nuevo? ¿qué hago para morir a esto? ¿qué hago para nacer otra vez?. Quebrántame, destrúyeme y fabrícame de nuevo, y así quizas, esta vez me hagas completa.


La magia más allá de las palabras.

¿Por qué tuvo que terminar? ¿Por qué no podía durar para siempre?

Es increíble ver cómo en realidad una de las mejores cosas que han ocurrido en mi vida, Harry Potter, se ha creado. Es sorprendente observar como la vida de Joanne Rowling me ayudó a crear lo que soy hoy y cómo aprendió las lecciones que nos enseñó en aquellas páginas.

Tan sólo deseo que esta parte de mi dure por siempre.





Gracias por todo Jo.







martes, 3 de abril de 2012

Creencia.

Creo que existe una grieta en la realidad que solo la gente que ha perdido la razón y la esperanza en este mundo pueden ver. Creo que existe un lugar escondido en medio del mar en el que es posible caminar entre las olas. Creo que existen seres que nos observan y otros que nos contemplan. Creo que existen portales que se cerraron años atras entre bosques y moradas antiguas. Creo que el dolor fisico puede ser erradicado e ignorado pero el emocional jamás. Creo que el alma también puede enfermarse por indefinidas infecciones no reconocidas por la ciencia. Creo que no nacimos sino escapamos a este lugar buscando a la persona que amamos en otro tiempo. Creo que la vida es un libro y los momentos una canción. Creo que el tiempo y espacio se detendrán cuando tus ojos se crucen con la persona que amas, literalmente. Creo en lo eterno dentro del mundo material. No creo que los Dioses hayan creado un lugar para torturarnos despues de sufrir al fallecer. Creo que todos somos niños. Creo que la enfermedad degenerativa de la humanidad es el vacío. Odio escuchar con mis ojos y sentir con mi mente pero odio aun mas que la gente hable mas fuerte con sus actos que con sus palabras. Odio sentirme atrapada entre el instinto y la razón. Creo que las manos pueden hablar. Y creo que el mundo es un largo sueño del que todos despertaremos llorando al percatarnos que ni toda nuestra religión ni todo nuestro conocimiento podrá salvarnos. 







sábado, 31 de marzo de 2012

Quédate.


Pero estuviste aquí. Irte no sirve de nada. Estuviste y habrá quién siempre te recuerde. Irte no sirve de nada. Mejor quédate.


lunes, 19 de marzo de 2012

Lo que sé de la vida.


No sé mucho acerca de lo que es la vida pero he aprendido y conocido algunas cosas importantes.

Algo como que las bocas son las que mueven el mundo y en ellas comienzan las historias.
Algo como que a los ojos les cabe toda una vida, cualquier paisaje, toda sonrisa.
Algo como que las manos tienen memoria y buscan siempre la piel que las marcó.
Algo como que las palabras importantes no son las que aprendemos primero, sino las que no hemos de olvidar.
Algo como que somos la consecuencia de un montón de causas juntas. Y eso está bien.
Algo como que la vida se trata de que no nos lleve la chingada, o al menos no sin haber dado batalla.
Algo como que somos más de lo que sabemos y sabemos más de lo que necesitamos.
Algo como que estar vivo mata y por eso la vida duele.
Algo como que debajo de nuestros pies siempre hay un camino.
Algo como que el tiempo no vuelve porque jamás ha llegado y duramos lo que ardemos.
Algo como que inventamos a dios para que nos pudiera inventar y luego entonces, vivir.
Algo como que las promesas se deben decir como amenazas y los besos se deben dar como promesas.
Algo como que la única manera de perpetuar las historias es escribiéndolas o convirtiéndolas en música.
Algo como que las canciones siempre son un buen lugar para volver.
Algo como que fallecemos un poco en cada calle en la que lloramos, en cada mirada que se rompe y en cada adiós.
Algo como que vale la pena clavar los colmillos siempre que sea para marcar lugares.
Algo como que el mejor lugar para encontrarse es en otro cuerpo, en aquel que ames.

 Yo no sé mucho sobre la vida pero he aprendido algunas cosas importantes. Y con eso es suficiente.



 



jueves, 15 de marzo de 2012

El acero en el fuego.

Las almas se completan unas con otras, se buscan como se busca a un hijo perdido o se rastrean como si alguna vez hubieran estado juntas y algo, quién sabe cómo, las hubiera separado.
Me gusta pensar que las almas al principio de los tiempos estuvieron unidas, que estaban juntas en una unión exacta y armoniosa, que fueron designadas por pares que funcionaran perfectamente una al lado de otra, después imagino que les fueron asignados cuerpos y la confusión las hizo perderse entre muchas otras, pero en sus recuerdos eternos, milenarios, siempre están a la espera de su alma par, en una persistente búsqueda del complemento, en una constante lucha por encontrarse. Entonces cuando creen que están cerca visitan a la otra por las noches, se meten a su cama y a sus sueños, protegen a los cuerpos del frío aire, se besan en la frente como niños, se escurren por las pieles como agua y se guían como se guía a un ciego.
Creo firmemente en que las almas reconocen su cauce como si fueran ríos que están ahí desde la formación del planeta y que entonces saben su rumbo a la perfección y saben el camino de memoria. Creo también que tienen un destino y que las cosas que han de suceder entre ellas nada puede evitarlas y que las cosas que no han pasar, tampoco habrá nada que las provoque.
Y creo con toda mi fuerza que las almas no se equivocan, que se recuerda y que siguen su trayectoria hasta el lugar indicado, hasta el momento correcto. Luego colapsan en espacio y tiempo definidos y se funden como el acero en el fuego.
Tu alma me recuerda de milenios y entra cada noche en mi ventana. Mi alma te recuerda eternamente y entra en tus días por la mañana.
Ser el fuego de tu alma, tú, el acero de la mía, seguir la trayectoria de tu alma con mi alma en cada uno de mis días, estar en el momento del choque, la colisión de galaxias infinitas.





viernes, 24 de febrero de 2012

Salida.

Sin tiempo ni espacio, mi mente se hunde en la quietud del silencio.
Y ahí frente a mi hoja en blanco y la tinta que se seca, como dentro
del bosque inundado de hojas muertas azotando al pensamiento confundido.
Y entre la desesperación de no poder salir, encontré un nuevo camino.

jueves, 5 de enero de 2012

La lista

Tenía ganas de escribir, aunque no estaba muy segura sobre que. De repente me acordé de una historia. Un historia que no sé en que día comenzó. La historia estaba llena de neblina, por lo tanto no se distinguía muy bien, a pesar de todo ello seguía con la necesidad de escribir. Tomé mucha voluntad y valentía que sé que no podrían lastimarme ni cortarme la respiración. Por último, tomé el amor que aún no encuentra su final.


Era extraño. Era una lista. No pensé en acabar escribiendo algo como esto. Esto que muestro a continuación. Esto que no sé en que momento construí:
  • Diré las cosas que no quieras escuchar.
  • Te necesitaré cuando menos me lo espere.
  • Aprenderemos junt@s.
  • Hablaré contigo por horas. Hasta que mi voz te canse.
  • El 21 de cada mes te sorprenderé.
  • Prepararé el desayuno y tú harás la cena.
  • Jamás te cocinaré pescado.
  • Besaré tu frente con dulzura.
  • Tomarás mi mano de la forma más tierna.
  • Jugaremos videojuegos y la/el que pierda tendrá que ceder a los caprichos.
  • Sacaremos a pasear a nuestro perro.
  • Dormiremos con la puerta abierta por si algun@ decide renunciar.
  • Deberemos estar list@s para alcanzar a quien decida comenzar los pasos hacia la salida.
  • Nuestros cuerpos  se entenderán y sabrán cuando el otro se encuentre en la luz o en la oscuridad. 
  • Te amaré. Me amarás.
  • Todo esto junt@s. No un@ sol@.

Era todo eso lo que quería hacer para cuando comenzáramos a vivir junt@s. Lo que haríamos en nuestra casa. Nuestra vida.



Sin duda supe que mi historia estaba fuera de tiempo por más deseada que fuera. Saltaba de un lado a otro en mi corazón, no tuvo paciencia ni permanencia. Mil veces he pensado en dejar una hoja bajo tu puerta.



"Perdona la hora. Perdona mi tardanza. Te dejo la historia que no pudimos vivir".

martes, 3 de enero de 2012

Más que nunca

Ayer te odié más que nunca
porque dejaste caer una cuerda rota
para sacarme del abismo.


No alcanzó. Volví a hundirme.


Ayer te odié más que nunca
por el viento que me trajo tu mentira 
que sin ser enorme reabrió la cicatriz dormida.


Sangré una vez más.


Ni como luchar ante la palabra
que sin ser espada apuñala.
Todo fue un espasmo. Un todavía.
Y yo ahí, sin olvidar.


Aún guardo en la memoria el sonido de tus pasos.
Y entonces, te odié más que nunca.


Vienes hacía mi como la lluvia, 
una tormenta en mis sueños.


Dejaste que viera un jardín entre las ruinas
para después dejarme sola con los miedos.
Me dejaste el horizonte, aquél que no puedo alcanzar.


Y hoy, a pesar de todo,
el paisaje que eres me hace amarte más que nunca.