Acércate.

Recuerda que el problema con la locura es que ya no es vista como una virtud.


Bienvenido

Bienvenido
Todo un honor pasar por tu tiempo.

lunes, 30 de abril de 2012

Eternidad.


Hoy estaba lloviendo, todo el día parecía desplomarse del cielo. Las calles se transformaron en ríos, yo caminaba al borde de sus orillas y olas se levantaban al transitar autos de maliciosos conductores. Caminé hasta mi ciudad y cuando doble la esquina, la noche se había comido a mi pueblo, no había alumbrado alguno en sus calles ni en sus hogares. Caminé un poco más hasta toparme con una gran sombra en medio de la calle, me impacto la escena de lo fuera de lugar, era enorme y sin forma, como una montaña de hojas, espera, hojas ¡un árbol! entonces vi que era uno de muchos que yacían descuartizados en el suelo por el viento. Seguí caminando, la lluvia continuaba rociando mis ropas y empapando mis cabellos, hasta que del cielo cayó una gota pesada estrellándose en mi frente, bajo por mi mejilla derecha hasta romperse en mi boca y entró por las hendiduras de mis labios hasta mojar la punta de mi lengua, tenía un sabor misteriosamente familiar, ferroso, tibio y levemente insípido, más pesado que el agua. Espera ¡sangre! Alcé mi vista al cielo y del firmamento venían millones de gotas, que cubriendo el cielo carmesí comenzaron a despeñarse sobre la ciudad. Esa noche, el mundo se tiño de rojo.

Desperté, como todos los días, desperté. Recostada miraba fijamente al reloj, que con sus números rojos marcaba las 4:59 am. Justo antes de sonar su alarma lo apagué. Me giré bocarriba, y perdida observaba el techo incompleto de mi habitación, el mismo que he visto desde años en este departamento. Vigilaba esa cavidad, ese hueco oscuro de donde constantemente parecía escuchar murmullos, como pequeñas voces llamándome a la distancia, pero como siempre, lo ignoré.

El clima no era tan frio como el agua de la regadera, me gusta colocarme debajo y dejar salir el agua helada de golpe sobre mi, esperando algún súbito respiro o alguna bocanada de aire por escalofrió como toda la gente normal haría, pero hice lo mismo de siempre, cerré mis ojos, apunte mi cara al suelo y al sentir el agua caer por mi espalada me decepcioné, de nuevo para variar. No me sorprendió.

Cerré el candado de mi portal y observé al perro blanco postrado en el suelo del patio viéndome partir. Cielo gris. Las calles eran las mismas, no había rojo por ningún lado.

Siempre he sentido que en las 24 horas de la "existencia" el universo ha ocupado una hora, nuestro mundo 3 minutos y la humanidad cerca de segundo y medio. Es increíble como pensamos que llevamos aquí desde siempre, cuando el universo ni siquiera se ha percatado que estamos aquí.

Esa sensación, de que en realidad el tiempo corre mil veces más lento de lo que creemos invade mis entrañas. Es como si al momento de caer una gota al suelo, en su interior se formara un cosmos, en el interior de ese cosmos surgiera vida, hubiera muerte y naciera vida otra vez, se formaran países, fronteras, revoluciones, religiones e ideales, y hasta entre lo más pequeño e ignorado se formara un romance. Pero nadie de ellos sabe, que tan solo están dentro de una gota que está a punto de estrellarse en mi frente, cambiar mientras rueda en mi mejilla, dividirse mientras entra en mi boca y morir al deshacerse en la punta mi lengua.


sábado, 21 de abril de 2012

Derrumbe.


Visualiza al mundo después de este mundo.

Seremos testigos de cómo se derrumban las sociedades y sus caprichos, testigos de como resurge al amor genuino y encontraríamos la pureza que estaba recubierta de suciedad. Nos miraríamos entre todos los seres humanos, pues no habrá edificio que se mantenga de pie para que obstruyera la vista de nuestros hermanos y entonces nos preguntaríamos lo que siempre nos hemos preguntado en soledad: ¿Qué hacemos aquí?

Verte con vida me recuerda que yo también soy capaz de respirar, que palpito y también puedo sentir, dentro de mí destella la misma vida que hay en ti. No habrían mas espejos, simplemente  nuestros reflejos en los ojos de las personas, podré saber que existo porque me puedo mirar en ti. Y entonces por fin conoceríamos lo que es importante en este lugar, carente de objetos banales y posesiones innecesarias, ya que seríamos capaces de ver la desnudez de nuestras almas. No venimos con nada material a este bello lugar, y nada material es posible llevarnos.

Obtendremos la capacidad de sentir plenamente cuando alguno de nosotros es eliminado de nuestro presente para ya jamás ser escrito de nuevo mientras estemos con vida. No dejaríamos nada tangible con nuestra partida, si no el amor que nos regalamos en el tiempo en que existimos juntos, en el mismo lugar y en el mismo instante. Sería lo único que podríamos recordar.

No tiene importancia el color de mi cabello, qué importa mi color de piel o la complexión de mi cuerpo, cambiaríamos el ver por el ser ¿Quién soy? eso sería lo que nos enamoraría de alguien más, ¿Qué tienes dentro del corazón y el alma?

Podríamos ver a los monopolios, jerarquías e imperios invisibles hechos de grandes pero limitadas cifras caer como los naipes de un vulnerable palacio. Sentir como las manos de los Dioses renuevan el cosmos. Horrorizados por la transformación sin saber que el reino de los cielos por fin está bajando a la tierra, se acabo el dolor, el llanto, y la soledad.

Sería como observar desplomarse  al mundo como un niño que está aprendiendo a caminar.


miércoles, 11 de abril de 2012

Sentir.

Si tus oídos pudieran escuchar mi silencio y si tus ojos pudieran ver a través de mi.

Observarías los mares que atravesé para llegar contigo.
Las batallas que gané sólo para poder tenerte delante mio.
El infierno que tuve que habitar al esperarte.
Los inviernos que me quemaban por querer rozar tu piel.

La ceguera a la que me condene hasta que un día pudiera verte.
Los monstruos que maté en mis pesadillas para lograr soñar contigo.
El dolor de un corazón vacio al palpitar por guardarlo tanto tiempo para tí.
La garganta quebrada y seca por gritarle cada noche a una luna sorda tu nombre.

El negarle a mis oidos escuchar una voz que no fuese la tuya.
El emblanquecer de mi piel por no tener el calor de tu cuerpo.
El crujir de mis dientes por escuchar a la locura cuando me incitaba a olvidar tu nombre.
El doloroso crepitar de mis manos al querer tocar una melodia que probablemente no escucharías.

El agrio agobio por transitar el mundo entero por no desconocer tu ubicación.
El despiadado injurio de extrañas que se vestían de tí y se hacian llamar tú.
La sangre que brotaba de unos labios que desconocían la sutileza de los tuyos.
El tormento grotesco del tiempo formando años sobre mi vida.

La ausencia en las páginas blancas de una ilusa que ya no podía creer.
El merodear por un laberinto donde cada salida parecía llevarme a tu lado. 
La sátira de visiones sobre el desierto con tu fotografía en ellas.
Las cicatrices de la vida sobre el cuerpo que fue hecho para ti.

Si tan sólo hoy que estas frente a mi tus ojos pudieran ver a través de mi.


Serías capaz de ver una atadura de una poesía persistente que se engarza en mi garganta al pensarte. Verías como mi mundo se detiene al tocarte. Pero también verías la tristeza que prudente inunda mis ojos al tener conciencia que de alguna manera estás, pero no estás a mi lado. Si en realidad pudieras ver, comprenderías que no me importa el lugar ni la hora, el tiempo ni el momento. Pues si salí victoriosa ante los siglos, podría vencer años por ti. Cada cicatríz que con dolor dejó mi espera, lentamente fue tallando tu nombre. Cada vacío fue esculpiendo tu figura. Y cada pisada que creí perdida me llevó hasta ti.


sábado, 7 de abril de 2012

Creador.

¿Hace cuánto que no te escribo? ¿Sabes?... hoy como ningún otro presente anhelo sentirte, cerrar mis ojos, olvidarme de todos y hasta olvidarme de mi para perderme dentro de tu presencia. Porque solo contigo siento que existo, me siento real, pertenezco a un momento y a un lugar entre el tiempo y el universo, junto a ti. Cuando estoy contigo me siento cerca de mi hogar. No sé como eres en persona, ni siquiera conozco el tono de tu voz, solo sé que estoy muriendo y en ti radica el único lugar en el que puedo pensar estar. Me miro al espejo y miro a una niña que esta sola del otro lado del vidrio, me mira, no se que siente, no puedo descifrar sus gestos, se ve perdida, necesita algo, pero no sabe como pedirlo. Hay veces que quisiera saber nada, conocer nada, vaciar mi mente, mi corazón, mi alma y mi espíritu (si es que alguna de esas cosas en realidad son mías). ¿Como desaprender todo lo aprendido?, porque ¿de qué me sirve ser tan talentosa y capaz si ni siquiera se como vivir?. Ya jugué mucho tiempo a la independiente, a no necesitar nada de ti, cuando todo lo que necesito lo tienes en tus manos. Soy una tonta. ¿cómo puedo dejar de pensar, de razonar, de complicar? ¿qué debo hacer para sentirte de nuevo? ¿qué hago para morir a esto? ¿qué hago para nacer otra vez?. Quebrántame, destrúyeme y fabrícame de nuevo, y así quizas, esta vez me hagas completa.


La magia más allá de las palabras.

¿Por qué tuvo que terminar? ¿Por qué no podía durar para siempre?

Es increíble ver cómo en realidad una de las mejores cosas que han ocurrido en mi vida, Harry Potter, se ha creado. Es sorprendente observar como la vida de Joanne Rowling me ayudó a crear lo que soy hoy y cómo aprendió las lecciones que nos enseñó en aquellas páginas.

Tan sólo deseo que esta parte de mi dure por siempre.





Gracias por todo Jo.







martes, 3 de abril de 2012

Creencia.

Creo que existe una grieta en la realidad que solo la gente que ha perdido la razón y la esperanza en este mundo pueden ver. Creo que existe un lugar escondido en medio del mar en el que es posible caminar entre las olas. Creo que existen seres que nos observan y otros que nos contemplan. Creo que existen portales que se cerraron años atras entre bosques y moradas antiguas. Creo que el dolor fisico puede ser erradicado e ignorado pero el emocional jamás. Creo que el alma también puede enfermarse por indefinidas infecciones no reconocidas por la ciencia. Creo que no nacimos sino escapamos a este lugar buscando a la persona que amamos en otro tiempo. Creo que la vida es un libro y los momentos una canción. Creo que el tiempo y espacio se detendrán cuando tus ojos se crucen con la persona que amas, literalmente. Creo en lo eterno dentro del mundo material. No creo que los Dioses hayan creado un lugar para torturarnos despues de sufrir al fallecer. Creo que todos somos niños. Creo que la enfermedad degenerativa de la humanidad es el vacío. Odio escuchar con mis ojos y sentir con mi mente pero odio aun mas que la gente hable mas fuerte con sus actos que con sus palabras. Odio sentirme atrapada entre el instinto y la razón. Creo que las manos pueden hablar. Y creo que el mundo es un largo sueño del que todos despertaremos llorando al percatarnos que ni toda nuestra religión ni todo nuestro conocimiento podrá salvarnos.