Acércate.

Recuerda que el problema con la locura es que ya no es vista como una virtud.


Bienvenido

Bienvenido
Todo un honor pasar por tu tiempo.

lunes, 8 de septiembre de 2014

Habla mi ego.


No cariño, tú no quieres a alguien como yo. No sé si puedo quedarme, no sé si un día dejare de correr. Me gusta el alcohol, el tabaco y la pornografía. Soy malhablada y como de más. No me peino, no me maquillo y no sé hacer de comer. Tú no quieres a alguien así corazón, soy un desastre, me pierdo, a veces no hablo, a veces hablo tanto que te darán ganas de callarme y salir huyendo. Dicen que soy libre en exceso, me gusta rezar y prender inciensos. Hago limpias y tengo sueños. Tú no quieres una loca como yo, ausente, voladora y efímera; claridosa, vanidosa y egoísta. Tú no quieres mis llantos de la nada, ni mis huidas de esta realidad. Tú no quieres mis intermitencias, irrealidades y pesadillas. Además mis piernas son chuecas y tengo sobrepeso. Tú no quieres a alguien como yo… Pero si lo quieres, si me quieres y te arriesgas, no me domestiques, camina conmigo, juégame, gáname, tiéntame. Acompáñame al cielo y si el infierno nos llama, quémate conmigo. Junta tus manos con las mías, tus rezos a mis suplicas, tus ojos a mis pupilas y tu corazón a mis latidos. Pero sólo si quieres, vida mía, si quieres.

                                                                              

                                                                             – Habla mi Ego, Mercedes Reyes Arteaga