Acércate.

Recuerda que el problema con la locura es que ya no es vista como una virtud.


Bienvenido

Bienvenido
Todo un honor pasar por tu tiempo.

sábado, 6 de octubre de 2012

Sentidos.


 
Qué hermoso es disfrutar una buena lectura,
la de sus ojos siempre ha sido mi predilecta.

Qué hermoso es sentir ese dulce sabor en mi boca,
sus labios siempre me han parecido deliciosos.

Qué hermoso es deleitarme con ese fuerte aroma,
su perfume siempre me ha de enloquecer.

Qué hermoso es calmar el frío con aquel abrigo,
su tacto siempre me hace estremecer.

Qué hermoso escuchar aquella melodía que me tranquiliza,
su voz al decir “te amo” siempre borra cualquier tristeza.

Y es que mis sentidos lo necesitan, porque mi vida va con él.
Es el oasis en el desierto donde mi alma vagaba desterrada.

Con estas palabras sencillas agradezco ese amor tan profundo que ha tocado mis sentidos.

miércoles, 3 de octubre de 2012

Alumbrar.



Me metí al fondo de la lámpara en la calle,
fui su corazón iluminante, iluminada,
y deje caer la lluvia de mi pecho,
el rocío de la luz sobre el asfalto.

Acaricié el viento, me posé en los parques
y viajé entre la noche hasta los suelos,
alumbré caminos de paseantes
y escuché sus silencios en secreto.
Me quedé en sus ojos y en sus caras,
en sus pieles blancas y en sus gestos,
y me quedé callada sobre el aire,
me quedé tranquila bajo el cielo.

Miré a un niño que pasaba tarde,
de la mano frágil de su abuelo,
y se decían muchas cosas sin hablarse
y se movían a todos lados sin su cuerpo.

Vi pasar el vuelo de una hermosa ave
y llegó el presagio de los muertos,
sentí el miedo entre mi sangre
y me corrió por dentro como fuego.

Creí haber sido luz desde antes
y no saber lo negro que es lo negro,
y me volví como olas de los mares,
reventando en las bocas como besos.

Como si fuera una luz llena de sales,
que se extiende en los más seco del desierto,
tú dime si me muevo a todas partes
o si mejor te alumbro y permanezco.