Acércate.

Recuerda que el problema con la locura es que ya no es vista como una virtud.


Bienvenido

Bienvenido
Todo un honor pasar por tu tiempo.

lunes, 25 de septiembre de 2017

Consuelo

Ojalá pudiera consolarte,
decirte que todo pasará
que este dolor mañana se alejará, 
quiero abrazarte y que encuentres calma.

Quiero amarte.

Que mi amor te alcance
para aguantar los malos tiempos, 
para soportar los golpes que la vida te estampe
esos crueles que te dejan absorto 
porque no entiendes porque suceden.

Quiero cuidarte cada vez que estas cosas pasen.
que tu dolor sea mío,
ser parte de ti,

Escuchar tu voz, 
ver tus ojos, tu cara,
desterrar de ellos la tristeza,

Aminorar tu dolor, besar tus penas, 
hacer que desaparezcan,
o que por lo menos entiendas 
que lo que hoy te aflige y tortura, 
mañana será experiencia.

Pero cuanto daría por protegerte 
por tenerte siempre en la tranquilidad completa.

lunes, 18 de septiembre de 2017

Quiebre y conmoción


Soy el presupuesto de un alma en quiebra, el salir de viaje hacia no sé donde, en definitiva un cero a la izquierda.
                                                                                                        Anónimo

Sentir el punto de quiebre, donde ya no hay retorno.  El límite que marca lo que nunca se podrá llegar a ser, a vivir, a sentir. El camino transitado lo impide, las limitaciones propias y las del tiempo que en pasado todo era posible, lo transforma en su contrario, llevándonos a un anhelo de vida que rodeado de penumbras de lo vivido lo transmuta en una abstracción y ficción que solo es posible en el inconsciente.

La llama encendida de una vela que se derrite como las horas transcurridas que merma la vida, detiene el latido y el torrente de energía que corrían por incendiarios pensamientos.
Se besan las noches pasadas, se abraza la almohada que entierra los más terribles pensamientos, lujuriosos deseos y tiernos sueños. Lo poco que queda se escurre en un desvelo, la razón se impone al conocimiento, ahora se sabe que todo aquello que se creyó que nunca pasaría también pasa, nada perdona el olvido que llega con el tiempo ni el presente que te lo restriega en la cara.

El transcurrir ha sido violento, los deseos se estancaron y la pregunta que fustiga ¿cómo se llega a donde nunca se pensó si quiera en llegar? nada parecido a nuestros deseos.

Se siente, se sabe, se vive, el cuerpo lo recuerda en señales irreversibles a imparables, el querer desterrar las huellas del tiempo que van tatuadas en la piel nos lleva a escondernos en una mentira, piadosa, humillante e indigna, la mentira de una juventud perenne y que ya está perdida. Nada detiene el cansancio ni borra el dolor tallado en el alma que deja las cosas vividas. No hay retorno, sólo un espejismo fragmentado del tiempo que nos queda para la partida. ¿Únicamente queda esto?

Muchos años creímos que era correcto y normal pero ha llegado ese momento en el que el famoso tren de la vida se ha parado y entonces podemos darnos cuenta que si dejamos que se vaya, que pase para nunca regresar seguiremos siendo sobrevivientes, es que en realidad lo único correcto es buscar nuestra propia aceptación, nuestra vida la hemos armado sobre las expectativas de los demás ¿y cuando has pensado en ti?

Crearemos nuestro propio proyecto, a sabiendas de nuestras limitaciones y miedos. Siendo conscientes de que habrá días en que la ansiedad tendrá días victoriosos, pero aunque suene a libro de superación personal creeremos y confiaremos en que el amor y los actos que hagan estremecer el corazón, aquellos que conmuevan serán lo único que nos podrá salvar.

Solo el arte puede conmover a los humanos y despertarlos a la verdadera vida.
                                                                                                                Mikhael Aivanhov

viernes, 15 de septiembre de 2017

El amor de tu vida

Desde que tengo nociones acerca del tema del amor, siempre he escuchado a las personas mencionar que tienen o tuvieron un "amor de su vida". Es algo que yo nunca he terminado de entender. He sacado diversas conjeturas, una de ellas es que uno no puede decir con seguridad que alguien siempre será el amor de su vida si no hasta que está en los últimos momentos. Hasta que la vida se está agotando, se derrama y en esa sensación donde te enfrentas a la cruel realidad uno de verdad es capaz de volver a través de los recuerdos y experimentar ese amor que hace temblar y genera una sensación de ardor en el pecho. Y entonces en ese momento vendrá a la mente la persona que de verdad fue -o es- el "amor de tu vida". 

La otra empieza con las siguientes preguntas: ¿es que acaso no hay tantas personas en el mundo? ¿porque se dan títulos a las parejas? ¿cuál es la lógica de solamente tener un "amor"? y sobre todo ¿porque hay tanta desesperación y obsesión por parte de la gente con este tema, de ser el amor de la vida de alguien o tener uno?. ¿Puedes tener muchos "amor de tu vida" a lo largo de la vida así como únicamente puedes tener uno? Confío más en que el presente es importante, la persona con la que has decidido estar ahora

Si ya es verdaderamente difícil -sobretodo para personas como yo- encontrar a alguien que te comprenda todavía la gente suele complicarlo más, por eso yo no quiero darle a nadie ese título, quiero ser justa con quien llegue a amarme y yo amarle. Así simplemente, sin decoraciones, sin ataduras ni conceptos complicados o confusos. Solo amar. 

De uno depende vivir y amar, así sea amar de otra forma, diferente... y ser feliz.

Porque creo que el amor es algo más, otra cosa, las parejas que has tenido nunca las olvidarás. Aunque ya no sean tu pareja ideal actual.

A ti que lees esto, ojalá que el amor y la historia de tu vida sean el mismo.




domingo, 27 de agosto de 2017

Una persona diferente más

Existió un tiempo en el que se llegó a sentir como un ser desalmado, los demás siempre lo repetían que lo creyó.
Vivir de esta forma no es ni será fácil, siempre con la sensación de no entender el mundo, no por que se sintiera como un genio o un dios ante ellos, simplemente no era capaz.

Esa sensación, la confusión de no entender que es lo que se está haciendo mal, de herir con las palabras sin tener la intención de ello, de no saber que querían decir los demás, no saber que ni como decir algo a las personas para que no se fueran, de dejar de ser amable porque los demás se aprovechan. ¿Cómo podría explicar a los demás que no era eso lo que deseaba si no lograba explicar lo que ocurría en su cabeza?

Su vida se resume en esperar una alegría que no llega, el paso del tiempo perdido, el perder el tiempo que queda, una voz débil que suena a esperanza sin fuerza para llegar al alma y una mano que se extiende en el vacío. Carencias.

Intenta comunicarse pero no encuentra la forma de expresar lo más profundo de su mente y corazón. Su amor y miedos. Solo encuentra desesperación y ansiedad. Miedo de enfrentarse al mundo, al caos de todos los días. 

Es la primera vez que escribe de su extraña forma de ser, su padecimiento, aquel que le dio un poco de calma para entender lo complicada que había sido su vida en muchas facetas, explicar un poco lo que sucedía, un consuelo, y debido a esto cree que es momento de dejar, de soltar y volver a soltar, retomar la libertad, romper el espacio, acabar con el dolor y no querer más tristeza. Necesitar paz. Aceptarse, ¿no es acaso este el primer paso? Eso es, y no tiene porque estar mal, no es su culpa que los demás no puedan ver más allá.

No puede aislarse todo el tiempo, debe dejar de creer que el mundo gira a su alrededor, debe afrontar las situaciones, entender que debe desenvolverse en un mundo donde no siempre tendrá la oportunidad de ser comprendido ni explicar a cada persona lo que significa vivir de esa forma. Tiene que ser consciente de sus propias limitaciones y capacidades. Esto ya no debe ser un secreto. 

Solo es una persona diferente más.

Y es que esto escrito se ha transformado en una catarsis. 

"Estar fuera de los límites implica ser anormal, pero ser anormal no implica necesariamente ser inferior".

                                                                                                Hans Asperger


Resultado de imagen para love yourself first mary and max
Mary and Max, 2009





domingo, 11 de junio de 2017

Sí me gusta el mundo

A veces si me gusta el mundo. Noches frías, el silencio, rosas secas, árboles enredados con un corazón grabado, luciérnagas y tardes violetas. Calles empedradas, cachorros escondidos en las nubes, el chasquido del fuego quemando madera, cometas que nunca veo, poemas, botellas de cristal, búhos, el cuadro de un pequeño barco al borde del precipicio, fotos en blanco y negro, libros, una tarde de juegos, cerveza o una copa de vino, canciones, café con hielo, una banca en un parque. 

Quiero todo esto y más. 

Y a veces lo encuentro.

Pensamientos

Qué pensamientos tan rebeldes los míos,
solo saben hacer su voluntad, 
yo insisto en ocuparme en cosas que hagan 
que el tiempo pase inadvertido y
así ignorar ese dolor punzante y casi constante ,
con un toque de vacío que desea
apropiarse de mi alma  porque no estás, 
y ellos insisten en ponerte en primer lugar. 

Mi primer pensamiento al despertar, 
la primera persona a quien quiero contar algo que siento ,
la primera persona a la que quiero abrazar y besar 
solo porque así lo quiero.

Ellos son quienes gobiernan sin mi permiso,
aunque yo intento desconectar esa parte de mi vida
que hace que mi vida tenga vida solo si tú estás .

Mis pensamientos tienen voluntad, vida y sentimientos.
Ellos no permiten que los ignore como hago con tantas otras cosas,
son tan fuertes que se imponen empapando mi vida de ti
y yo claudico ante la evidencia:

Mis pensamientos solo muestran el cariño que siento por ti.

domingo, 4 de junio de 2017

Nuevamente estás aquí

Una especie de conexión me atrae hacia ti. A pesar de los años de silencio nuevamente nos encontramos. De un momento a otro apareciste.

Dentro de esta amistad de años, siempre he sentido un cariño especial por ti, algo que ni el tiempo pudo borrar tan siquiera un poco. De todas las amistades que he tenido a lo largo de la vida y que he querido mucho, la tuya siempre me hizo sentir tranquila y aceptada. Los grandes momentos en donde no pasaba nada aunado a mi carácter taciturno que se prolongaron incluso por meses, no es que desaparecieras, al contrario, en los momentos donde me sentía completamente sola y pensaba en los amigos perdidos hacías acto de presencia en mis pensamientos y aquello lograba calmarme, hasta estoy segura que incluso me dibujaba una sonrisa.

Permíteme dedicarte unas palabras, palabras que no sé si son correctas y mucho menos sé a donde me lleven. Y si te soy sincera, me provocan miedo.

Con solo unas palabras
eres capaz de hacer
que las tormentas
y la desolación de mi alma
se conviertan en un charco
Te quiero así en mi vida,
a veces tu paz,
otras esas tormentas de pasión
que solo tu sabes provocar.


Disculpa si esto es demasiado.