Acércate.

Recuerda que el problema con la locura es que ya no es vista como una virtud.


Bienvenido

Bienvenido
Todo un honor pasar por tu tiempo.

domingo, 7 de enero de 2018

Siempre me quiero morir

A mí nadie me quiere cerca porque siempre me quiero morir. Y lo entiendo.

¿Porqué has de gastar tu tiempo en alguien que cada día vive con ganas de darse un balazo en el corazón? Cansa, provoca pesadez y mal humor. Es mejor mantener la distancia. Ignorarlo y seguir con tus asuntos.

Estoy sola, aunque tal vez no lo quiera, ¿o si lo quiero? De cualquier forma no es tu culpa.

Te pido una disculpa pero he intentado mil veces evadir pensamientos sumamente realistas y desoladores. Me detesto y envidio hasta la persona más miserable del mundo simplemente por el hecho de no ser yo. Pero es que habito un mundo que está muerto. El pensamiento convalece por el brutal ataque del significado.

El poco aire que queda nos somete en cada inhalación a seguir funcionando como unas máquinas, sin deseos, sin sensaciones. Es tan escaso que no llega a nuestro cerebro y su ausencia  asesina a las neuronas que antes de morir ya se encontraban huérfanas.

Nosotros, avaros de la nada intentamos ser codiciosos de la moral impuesta, esa que nos posiciona como personajes de un rol protagónico en la ficción que algunos llaman realidad. En este aniquilo en donde el placer es un objetivo, la felicidad es un producto, el amor es caridad y la caridad es miseria. No somos otra cosa que cuerpos vacíos, escasos de valentía para enfrentar a ese peregrino que deambula en nuestro interior, que nos enajena de lo propio. Pero ya pronto dejaré de ser una cobarde.

Mientra seguiré viviendo con este dolor del que no se habla, este dolor que se disfraza, este dolor que no se toca, este dolor que ya casi no se siente, este dolor que pronto se extinguirá.


viernes, 29 de diciembre de 2017

No seré

No seré yo quien despierte tus noches,
quien comparta tus sueños,
quien disfrute tus goces.

Yo no seré quien festeje tu vida
quien consuele tus duelos,
quien cure tus heridas,
quien cobije tus miedos.

No seré yo quien descubra contigo
otros mundos.

Yo no seré quien tape tu frío,
quien te sirva de abrigo.

No seré yo quien serene tus iras
quien calme tus caprichos,
quien despierte tus celos,
quien aguante tus quejas.

No seré yo quien evoques por el día
Tú serás quien anhele por la noche
No seré yo quien revivas en tus sueños
Tú serás quien falte en mis goces.


Mi vida incompleta, mis heridas abiertas…

Y es que tal vez nunca has existido ni existirás.

sábado, 25 de noviembre de 2017

Deseos necesarios

Este deseo de escapar, desprenderme de lo absurdo, desaparecer silenciosamente y no dejar rastro. Deshacerme de esta carga propia y ajena que la razón impone pero el corazón desecha.

No mirar nunca más un espejo, reflejo solo de mi apariencia y jamás de mi esencia, vestir mi alma de transparencia sin tener miedo a lo que se vea o no se vea de ella.

Olvidarme de quien fui, que hice o dejé de hacer, del ego que tanto me asfixia y me condena.
Borrar toda marca de agua en las imágenes que definieron en algún momento la vida, volverlas anónimas y que el tiempo inclemente borre mis rasgos de ellas.

Despedirme de la filosofía, ser simple y serena.

Deshacerme de cada palabra que me define porque me encarcela y así hacer que los barrotes desaparezcan.

Ya no repetirme buscando salidas en un laberinto donde siempre abro las mismas puertas.

Decir adiós sin sentir la ausencia ni llorar pérdidas, poner fin en forma sencilla sin ninguna espera en una despedida sincera.

Salir del sopor de las noches en vela y que se rompan los cristales que me protegen.


viernes, 3 de noviembre de 2017

Entre el ser y estar

Estoy en mil lugares y de ninguno soy. Paso como el viento, arrasando la calma y apaciguando tempestades;  mas no permanezco al tiempo. Sólo soy de un sitio al que me agarro para no perderme, al que vuelvo siempre para encontrarme, para que los verbos ser y estar se reconcilien. Allí estoy y soy al mismo tiempo, allí, en un paraíso cercano donde no se finge y se es quién eres, allí en aquel lugar que me abraza y me cobija con su calidez perpetua y el suave frió que calma el calor más sofocante.

He querido ser y no estar; tantas veces como he amado, he querido ser, pero sólo he estado. Y me he esforzado por encontrar un nuevo sitio en el que ser, en crear una nueva esencia de mi misma, completada por otro que le dé valor e importancia a la insignificancia mísera de mi propia esencia en la inmensidad de tantos entes. Y aunque a veces he creído formar parte de un nuevo lugar, inventado y realizado a medida para mí, un lugar que no sea allí, un lugar aquí, he encontrado que quedan cosas por decir, que el alma se resiente al dejarse doblegar del todo, que el corazón ha estado dispuesto tantas veces a ser, que ahora se conforma con estar. Porque los demás sólo han estado cuando yo he querido ser, porque mi alma ha aprendido que es mucha renuncia darse y mostrarse del todo , aunque lo sigue intentando, no consigue otra alma que la quiera escuchar, que la vea tal cual es, que encuentre de, un solo golpe de vista, toda su existencia. Aunque entre tanto juego verbal de nuestro precioso idioma he comprendido la importancia del estar. Sólo se es de un sitio al que todos volvemos cuando otros seres ya no nos dejan estar. Queremos ser pero estamos porque los seres no pueden dejar de ser lo que son para convertirse en otra cosa. La almas son difíciles de mostrar porque no están, sólo son y estando, somos, sin darnos cuenta, parte también del otro, aunque el otro no quiera ser y no se muestre del todo. Estoy  en el mundo y sé quién soy.   

¿ Es suficiente?

domingo, 29 de octubre de 2017

Rezo

Me dejo llevar al abismo de tus sombras,
le rezo a la curia vanidad de tu esencia.

Atea que cree en los milagros de la carne,
agnóstica que conoce a dios en cada beso.

Rezo, rezo, rezo.

Soy pecadora, confieso,
blasfemias de tu cuerpo
me condenan al calor de tus infiernos.

Oleadas sofocantes, sudor rusiente…
Condenada estoy,
mas siento haber tocado el cielo.

Y rezo, rezo, rezo…

miércoles, 18 de octubre de 2017

Distracción

Esto que nos rodea ¿quién dijo que es real?

Nadie lo nota, teniendo ojos viven felizmente ciegos. Vivían...

Ves al mundo despertarse y apresurarse por la mañana, ansiosos para comenzar sus cotidianas carreras hacia ningún lugar. Se concentran en el que va adelante sin darse cuenta de que la pista es circular.

Distracción, esto es distracción, lo que vemos a diario por nuestras ventanas, tu casa, tu trabajo, tus amigos, tu pareja y todo lo que puedes tocar. Porque de no haber nada y todo estar vacío y encontrarte con la absoluta soledad verías por primera vez la insólita y desoladora realidad, esa que no somos capaces de cambiar.

Pienso; cada año es el último del mundo, cada década es el fin de la humanidad y cada día es el rapto de los "justos". Siempre atrapados entre un nuevo comienzo y un nuevo final, ¿acaso lo logramos? ¿conquistamos la inmortalidad? ¿es esto trascendencia humana?

No.

Solo estamos permanentemente aprisionados entre el ayer y el mañana. Pues bienvenida a la realidad -me contesto-, a nuestra cárcel de ideas y a nuestro laberinto de dioses.

martes, 17 de octubre de 2017

Adiós

Adiós, pasado resaltado por mis recuerdos,
maximizado por mi imaginario dramático;
La realidad es muy distinta, el presente es otro.

Adiós, futuro ensalzado por mis deseos,
venerado por mis sueños fílmicos;
La realidad es esto, el presente es ahora.

Quería querer que fueras lo que no serás…
se desvanece el milagro, las palabras se diluyen.

Adiós, ilusión destructora entre mis sábanas rota,
pasajera itinerante de mis noches sordas,
compañera extraviada de mi vida loca,
música de acero que envolvía las horas.

Adiós, navegante furtivo que en mis anhelos habita,
recluta de penumbras, soldado de luces, capitán de sombras.
mudo testigo de lo que me hunde,
inquilino perpetuo que en mi alma flota.

Adiós.